CATALUNYA, TIRANT LO BLANC Y JUEGO DE TRONOS





¿Por qué vuelven las novelas de caballerías?


¿Quién lee hoy en día novelas de caballerías? Solo unos pocos eruditos han leído, por ejemplo, el Tirant lo Blanc del valenciano Joanot Martorell, obra cumbre de la literatura medieval en catalán. Sin embargo, la novela de caballerías cabalga de nuevo, en versiones modernas de sagas noveladas o series televisivas como Juego de Tronos,  una fantasía medieval de drama y aventuras que ha batido  todos los récords de audiencia.



Pablo Iglesias entrega al Rey la serie Juego de Tronos 


Juego de Tronos está basada en el conjunto de libros: Canción de hielo y fuego del escritor estadounidense George R.R. Martin. El equivalente, en la serie televisiva, se inspira en un conflicto histórico, "La guerra de las rosas" que tuvo lugar en Inglaterra entre 1455 y 1487 y tiene la lucha por el trono inglés como detonante del enfrentamiento entre la casa de Lancaster, cuyo emblema es una rosa roja,  contra la casa de York, representada por una rosa blanca. Como anécdota, cabe reseñar que el presidente de Podemos, Pablo Iglesias, regaló la serie al Rey de España para que, según él, le diera claves sobre la política española. 


Tirant lo Blanc fue para Cervantes la mejor novela de caballerías

El interés por el mundo medieval, los combates y la fantasía épica tiene mucho en común con las novelas de caballerías. Entre todas ellas, la primera impresa en España y, para Cervantes, la mejor,  fue Tirant lo Blanc,  un referente de la literatura en catalán.
Martorell la publicó en 1490. La obra comienza con la narración de las aventuras de Guillem de Vàroic, que introduce a Tirant en las normas de la caballería: Tirant es armado caballero. Sale de Inglaterra y viaja por Francia, Sicilia y Rodás. Después alcanza Jerusalén y se dirige a Bizancio, sitiado por el Sultán. Hay que tener en cuanta que la caída de Constantinopla,  a manos de los turcos, en 1453, hizo el efecto de un rayo en toda la cristiandad. En su libro, Martorell fantasea con un héroe que rescata la fe católica para la capital bizantina.
En Constantinopla, Tirant se enamora de Carmesina, hija del emperador. La historia de sus amores con la intervención de la viuda Reposada y la doncella Placerdemivida, ocupan parte de la trama. Tirant se casa con Carmesina, es nombrado Cesar del imperio bizantino, reconquista tierras a los turcos y muere enfermo, lo que causa también la muerte de Carmesina.



*Carmesina, Plaerdemavida i Tirant, al capítol XII quan Plaerdemavida fica al llit de Carmesina a Tirant, i aquest la toca mentre ella pensa que es .


Mario Vargas Llosa descubrió al Tirant cuando era estudiante

"La lectura de ese libro, cuando era un joven estudiante de letras, allá por 1953 o 1954, es uno de los recuerdos más fulgurantes de mis años universitarios, una de las mejores cosas que me han pasado como lector y escribidor de novelas. Pocos libros me han divertido y excitado más y en pocos he aprendido tanto sobre las artes y las trampas con las que están fraguadas las ficciones" 
Desde que descubriera esta obra, en la edición crítica de Martín de Riquer, Vargas Llosa trató de convencer a los editores para que hicieran una edición popular de Tirant lo Blanc, lo que consiguió en varias ocasiones y el mismo Premio Nóbel escribió una serie de ensayos sobre la novela, entre otros: Carta de batalla por Tirant lo Blanc, en 1968; Martorell y el elemento añadido en Tirant lo Blanc, en 1970 y Tirant lo Blanc, las palabras como hechos, 1990.
El escritor peruano la define como una novela militar, más que histórica; costumbrista, social, como fue, después, La Comedia Humana; una novela psicológica y una novela erótica: Se vive para gozar y se goza matando, adornándose y fornicando, en ese orden de importancia. Incluso el elemento heroico se ha subordinado al erótico y como subraya el emperador de Grecia:
" Per cert jamés se féu en lo món negun bon fet d'armes si per amor no es fes"
Por otro lado, En Tirant, mucho antes de que lo hiciera Flaubert, la ficción aparece como una realidad autosuficiente y el narrador desaparece de la historia de lo narrado. En este mundo ritual y caballeresco los procedimientos y métodos de organización de la materia narrativa de Martorell anuncian casi toda la estrategia de la novela moderna.


El escritor Vargas Llosa es uno de los mayores expertos sobre la obra de Martorell


Muchos videojuegos son un remedo de las antiguas novelas de caballerías



Para el Premio Nobel, las novelas de caballerías como el Tirant  o el Amadis de Gaula sentaron las bases de una narrativa de la que son deudoras: la novela romántica, el folletín de aventuras decimonónico y hasta los westers cinematográficos. Yo añado que, últimamente, las novelas de caballerías han renacido para la edad contemporánea, no solo como series ambientadas en el mundo medieval, si no, también, como inspiración de los innumerables viodeojuegos de guerra que introducen a los niños en regiones fantásticas e historicistas y utilizan las reglas y ritos desfasados de los caballeros medievales para dibujar versiones interactivas de las gestas caballerescas. 
Esta épica guerrera está dirigida a un público muy joven que está dispuesto a participar. El resultado es una ficción simplificada, en grado extremo, para  disfrutar con historias primitivas, aderezadas con las nuevas tecnologías y plagadas de efectos especiales. Los niños ya no juegan a guerras, más bien participan en batallas desde sus consolas y sus televisores y los viejos duelos y ritos caballerescos protagonizan muchos de los nuevos videojuegos. Cierto es que, en esta nueva parafernalia virtual, el viejo placer de la lectura desparece. Los resultados para la educación y la mente de los más jóvenes, el tiempo lo dirá



-En 1969, la editorial Seix Barral hizo una edición comercial en 
castellano de la novela.

-En el mismo año, el poeta Jaime Salinas encargó una versión  
castellana, íntegra y fidedigna del libro, en dos tomos, en la  
colección de libros de Bolsillo de Alianza Editorial


-Versiones de Tirant lo Blanc en catalán puede encontrarse en el 
Kindle  de Amazón. 
  

-La editorial Debolsillo ha publicado  un serie de ensayos de 
Mario Vargas Llosa, agrupados en algo más de 100 páginas con el 
título, Carta de batalla por Tirant lo Blanc





Comentarios