La película de Amenabar sobre Unamuno ya supera el millón de espectadores




La ultima película de Alejandro Amenabar ya ha conseguido superar el millón de espectdores y se está convirtiendo en una de las más taquilleras del cine español. Yo la vi, en una sala de la estación de Renfe de Salamanca, la ciudad donde trasncure la acción del el filme, en los primeros años de la guerra civil.
"Mientras dure la guerra" nos muestra la angustia  de Unamuno, enfrentado a sus dudas, rectificciones y paradojas. Y algo de la mirada lúcida del escritor-ajena al ruido y la furia de ambos bandos- recorre la obra de Amenabar, tan alejada de la épica hollywoodense como de la simplificación maniquea con la que, a menudo,se aborda, en los últimos tiempos, todo lo relacionado con esa guerra fraticida.
Pero eso no quiere decir que "Mientras dure la guerra " sea una película fría o meramente académica, de hecho, al alejar a los personajes de los clichés al uso, nos parecen más cercanos. Unamuno,que al principio de la guerra colaboró con la causa nacional, va evolucionanado, a medida que se va dando cuenta del giro que toman los acontecimientos y cuando dos de sus amigos son detenidos.

"Mientras dure la guerra me parece una buena , contenida y también arriesgada película, narrada con el cerebro y corazón" Carlos Boyero


Según parece, Unauno simpatizó, en un momento dado, con el fundador de la Falange Jose Antonio Primo de Rivera, pese a que su padre le  había desterrado a Fuerteventura. Esto último no aparece en la película, pero lo que si refleja el filme es la independencia intelectual y humana del escritor que se impone a sus aparentes contradicciones.
De la famosa escena con Millán Astray, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, solo se sabe a ciencia cierta, lo que el porpio Unamuno escribió, antes de su enfrentamiento con el fundador de la Legión, un bosquejo apresurado de lo que iba a ser su intervención. Por ello Amenabar hubo de imaginar lo que fue el discurso, que se convierte en el punto álgido de la acción. El resultado es ese Unamuno, lúcido y crítico, cuyas palabras adquieren una singular actualidad.



Carmen Polo de Franco en su juventud




En algunas escenas de la película de Amenabar se han señalado algunas inexactitudes históricas, otras, como aquella en la que Carmen Polo salva a Unamuno de ser linchado por los falangistas, ha provocado cierta polémica ya que no se corresponde con la imagen que habitualmente se tiene de la mujer de un Franco, cuyo retrato en el filme, no carece de ciertas pinceladas de humor.
Las creencias cristianas de Unamuno, que se reflejan en casi todas sus obras, son determinantes para comprender al escritor, convertido en un anciano cascarrabias que, en los últimos años de su vida, junto a los achaques de la vejez,  se enfrenta a la realidad de una guerra que, más de ochenta años después, sigue llenando las salas de espectadores.   



Aurora Bautista da vida a la tía Tula, en la película sobre la novela de Unamuno, dirigida por Miguel Picazo



Recuerdo que lo primero que leí de Miguel de Unamno fue un ejemplar de su famosa novela, La tía Tula, editada por la  colección Austral, que tenía mi padre en su biblioteca. 



" Era a Rosa y no a su hermana Gertudris, que siempre salía de casa con ella, a quién ceñían aquellas ansiosas miradas que les enderezaba Ramiro. O, por lo menos, así lo creían ambos, Ramiro y Rosa, al atraerse el uno al otro.

Formaban las dos hermanas, siempre juntas, aunque no por eso unidas siempre, una pareja, al parecer indisoluble y como un solo valor. Era la hermosura espléndida y algún tanto provocativa de Rosa, flor de carne que se abría a flor de cielo a toda luz y a todo viento, la que llevaba de primera vez las miradas a la pareja; pero eran luego los ojos tenaces de Gertrudis los que sujetaban a los ojos que se habían fijado en ellos y los que a la par les ponían raya... 

Y bien miradas y de cerca aún despertaba más Gertrudis el ansia de goce..."
"La tía Tula"

Habrá, tal vez, alguien a quien la película de Amenabar despierte el deseo de leer algún libro de Unamuno. Aunque solo  sea por eso: bienvenida sea.
  















Comentarios

  1. Me impresionó el silencio que dejó el final de la película en el público que la estábamos viendo. Hay silencios que hacen mucho ruido.
    Buena película.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Juan Carlos, aunque se ha criticado a Amenabar y dicen que no alcanza el nivel de la película que le lanzó, Tesis. Yo creo, como tú, que es un buen director de cine.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carmen Lomana o el triunfo de Mariquita Pérez

La silenciosa muerte de Mary Larrañaga